Oklahoma Freedom termina quinto Team Series En el segundo evento del PBR (Professional Bull Riders) Team Series de… Bebidas gaseosas, un peligro para la salud POR DR. LUIS MONTEL Las bebidas gaseosas suelen ser un peligro para… Health Harold Hamm Diabetes Center anfitrión de cumbre sobre la diabetes Se espera que el número de personas con diabetes se triplique con… Consejos del Colegio Americano de Pie y Tobillo, de regreso a la escuela (State Point).-Los pies de los niños crecen y cambian rápidamente, lo que… Oklahoma dará Bienvenida a Festival Mundial OKLAHOMA CITY .-Oklahoma City dará la bienvenida a atletas de más de…

La aplicación de la ley de inmigración de México depende del ejército

La aplicación de la ley de inmigración de México depende del ejército

Ciudad de México (AP) — La aplicación de la ley de inmigración de México está cada vez más militarizada y las fuerzas armadas y la Guardia Nacional ahora representan más detenciones de migrantes que agentes de inmigración, según un informe publicado el martes por seis organizaciones no gubernamentales.

Los grupos de defensa de los derechos humanos y de los migrantes, entre ellos la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, dicen que muchas de las detenciones también son arbitrarias, basadas en perfiles raciales y han dado lugar a abusos.

Se supone que las fuerzas armadas solo deben apoyar a los agentes de inmigración en su trabajo, pero las organizaciones descubrieron que ahora son responsables de la mayoría de las detenciones.

Entre junio de 2019 y diciembre de 2020, las fuerzas armadas y la Guardia Nacional detuvieron a más de 152,000 migrantes solo en la frontera sur de México, según solicitudes de información pública realizadas por el Programa de Seguridad Ciudadana de la Universidad Iberoamericana. Durante ese mismo período, el Ministerio del Interior informó que 190,000 migrantes habían sido presentados ante las autoridades migratorias.

México ya se había estado moviendo hacia una mayor dependencia de las fuerzas armadas, pero se aceleró bajo la presidencia de Andrés Manuel López Obrador, según el informe. Bajo la presión del entonces presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en 2019, López Obrador desplegó la recién creada Guardia Nacional, una fuerza de seguridad en teoría civil, pero en realidad bajo control militar.

En ese momento, las organizaciones no gubernamentales y las Naciones Unidas expresaron su preocupación de que el cambio hacia una aplicación más militarizada conduciría a abusos. Incluso se cambió la dirección del Instituto Nacional de Migración, reemplazando a un sociólogo formado en inmigración, por el jefe de prisiones de México. Oficiales militares, algunos retirados, fueron nombrados para dirigir al menos ocho de las oficinas estatales del instituto.

Los inmigrantes de origen africano y las mujeres, en particular, han sido objeto de abusos que incluyen discriminación, extorsión y abuso sexual, según el informe. Los grupos que participan en el informe han presentado demandas en algunos de esos casos.

Un problema particular han sido los puestos de control móviles a lo largo de las carreteras, algo que la Corte Suprema acaba de declarar inconstitucional la semana pasada porque conducen a la discriminación racial.

En agosto pasado, el secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, dijo que el principal objetivo del Ejército, la Armada y la Guardia Nacional era “frenar toda migración” y “cubrir con soldados la frontera norte, la frontera sur”.

El embajador de Estados Unidos, Ken Salazar, dijo la semana pasada en una conferencia de prensa que el enfoque en la frontera sur de México y en el estrecho istmo justo encima de ella “fueron las claves para resolver los problemas que tenemos ahora sobre el flujo migratorio”, y señaló que era más fácil controlar una línea de 300 kilómetros (186 millas) que toda la frontera entre EE.UU. y México que abarca más de 3,000 kilómetros (1,864 millas).

 

Comentar con Facebook

Comentar

Los campos obligatorios estan marcados con *

0 Comentarios

Noticias Relacionadas

Compartir